0

Tramiento de la disfunción eréctil con prostoglandina

Las prostaglandinas son un conjunto de moléculas de carácter lipídico de tipo eicosanoide, el precursor de las cuales es el ácido araquidónico. Están compuestas por 20 átomos de carbono, un grupo de ácido carboxílico y un anillo de cinco carbonos.
Estas moléculas están presentes en casi todos los tejidos, entre los que se incluye el líquido cefalorraquídeo, y actúan como mediadores en un gran número de procesos fisiológicos, como la vasoconstricción, la inflamación, la coagulación de la sangre, etc. Dadas sus cualidades, los científicos no demoraron en encontrarlo útil para el tratamiento de la disfunción eréctil.

Historia

Las prostaglandinas fueron descubiertas en la década del 30 del siglo pasado por dos ginecólogos estadounidenses (Kurgrok y Lieb). Ellos observaron que secreciones de las glándulas genitales de mamíferos inducían contracción y relajación en preparaciones de músculo liso aislado, en concreto de útero humano. Ulf Svante von Euler, en 1935, aisló el compuesto responsable a partir del líquido seminal y lo identificó como un ácido liposoluble, que denominó prostaglandina (deriva del griego próstata y el latín glándula), ya que consideraba (todavía no se habían realizado otros estudios) que esta sustancia se encontraba únicamente en la próstata. Más tarde se demostró que las prostaglandinas son secretadas por muchos otros tejidos, donde desarrollan diversas funciones.

Funciones

Las prostaglandinas actúan como si fueran hormonas, ya que tienen un papel importante en la regulación de muchos  procesos fisiológicos del organismo y tienen unos receptores muy específicos. Su función se encuentra muy relacionada al tipo que son y por lo tanto, a su estructura bioquímica. Tienen la capacidad de inducir la contracción y dilatación del músculo liso y por tanto, estarán implicadas en regulaciones del tejido de los vasos sanguíneos, los pulmones, etc.
Actúan como agentes humorales que ayudan a regular la presión sanguínea ya sea por incrementarla, como para evitar la hipertensión. Lo hacen mediante la contracción y la relajación de la musculatura de las paredes de los vasos sanguíneos que es de tipo liso.

Tratamiento de la disfunción eréctil

El alprostadil es una versión sintética de la prostaglandina E que se usa para tratar la disfunción eréctil. El alprostadil interacciona con receptores de membrana que estimulan la adenilatociclasa, aumentando los niveles intracelulares de AMP-cíclico, activando la proteína quinasa, lo que provoca la relajación muscular. Esto permite que este fármaco induzca la erección relajando el músculo liso del miembro reproductor masculino y dilatando las arterias cavernosas. Esta dilatación va acompañada por un aumento del flujo arterial, a la vez que se incrementa la resistencia venosa de retorno. Como resultado, los espacios lagunares se expanden y se llenan de sangre, que queda atrapada.

El Aprostadil se puede administrar de dos formas:

  • Por inyección directa en la base del miembro o a un lado.
  • Para terapia autoadministrada intrauretral, la cual consiste en la utilización de un aplicador que inserta un pequeño supositorio de alprostadil. El supositorio es absorbido por el tejido eréctil, aumentando el flujo sanguíneo, lo que provoca la erección.

Fuente: lasaludmasculina.com

loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *