0

Sistema Ductal Prostático y su organización celular

La próstata forma acinos y conductos que se ramifican desde la uretra y que pueden visualizarse en forma similar a un pequeño árbol, ya que el crecimiento ocurre principalmente sobre los extremos distales a medida que los conductos se extienden y ramifican durante el desarrollo de la glándula. Algunos autores crearon el término Sistema Ductal Prostático para referirse a la unidad funcional prostática formada por todas las estructuras glandulares (acinos, túbulos, conductos, etc.) que comparten el mismo conducto excretor en la uretra.En el hombre, se cree que más de 30 de estos sistemas forman la glándula completa; mientras que cada lóbulo ventral de la rata está compuesto por 8 sistemas ductales.

Teniendo en cuenta el eje de cada Sistema Ductal Prostático y la distancia desde el orificio uretral del sistema, éste puede ser dividido en tres regiones, designadas como proximal, intermedia y distal. Como se verá más adelante, existen importantes diferencias regionales tanto en el epitelio como en la estroma dentro de un mismo sistema.

A pesar de las diferencias anatómicas, las próstatas de humanos y roedores son muy similares a nivel celular. Siguiendo los conceptos histológicos clásicos, la próstata está compuesta por estructuras glandulares de tipo tubuloacinares (también conocidas como tubuloalveolares), rodeadas por una estroma fibromuscular. Cada sistema ductal está revestido por un epitelio cilíndrico, a menudo pseudoestratificado en el humano, formado principalmente por tres tipos celulares: células secretorias, células basales y células neuroendocrinas. El compartimiento estromal que rodea a los sistemas ductales consiste en una matriz extracelular, una sustancia fundamental y distintas células que incluyen fibroblastos, células musculares lisas, células endoteliales capilares, mastocitos y axones neuronales.

Las células secretorias componen la fracción exocrina del epitelio prostático y se caracterizan como células cilíndricas altas (10 a 12 μm), que sintetizan y secretan proteínas como el antígeno prostático específico (PSA) y fosfatasa ácida (PAP) en el hombre, y prostatic binding protein (PBP) en la rata. En los preparados histológicos habituales, se reconocen fácilmente por ser las más cuantiosas del epitelio prostático y por sus abundantes gránulos secretorios. El núcleo se encuentra en la base, justo por debajo de una zona clara (2 a 8 μm) de abundante aparato de Golgi. La zona apical de estas células se proyecta al lumen glandular emitiendo microvellosidades en su membrana plasmática, mientras que su superficie inferior asienta sobre la membrana basal o contactando con células basales. Las células secretorias tienen alta expresión de receptor de andrógenos (AR) y requieren de testosterona para su supervivencia, aunque su metabolito reducido, la dihidrotestosterona (DHT), es considerado más potente en la estimulación de la actividad secretoria prostática. Los biomarcadores más usados para identificar células secretorias prostáticas humanas incluyen PSA, PAP, AR; en tanto que los usados para identificar estas células en tejidos múridos son PBP, AR y PAP entre otros. Bhatia-Gaur et al. han propuesto a Nkx3.1 como un marcador de diferenciación prostático temprano, conservado aún en células secretorias cultivadas in vitro, y señalado como un fundamental gen oncosupresor de la próstata. Las células secretorias prostáticas también expresan las citoqueratinas (CKs) 8 y 18, pero no CKs 5 y 15, diferenciándose de esta forma de las células basales.

loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *