0

La importancia de las endorfinas

Una endorfina es un péptido opioide endógeno que hace la función de neurotransmisor. Es producido por la glándula pituitaria y por el hipotálamo durante el ejercicio, en momentos de excitación y de dolor, durante la ingesta de alimentos picantes y también con el amor y el orgasmo. Se parecen a los opiáceos debido a que producen efectos analgésicos y causan una sensación de bienestar.
El término “endorfina” engloba la actividad farmacológica de un grupo de sustancias (análoga a la actividad del grupo de los corticoides) y no una fórmula química específica. El término está compuesto por dos partes: “endo” y “orfina”; son raíces que derivan de endógena y morfina, ya que entienden como “sustancias similares a la morfina producidas por el propio organismo.”
En inglés, el término “Endorphin rush” (que podría ser equivalente a “ráfaga de endorfinas”) se utiliza en lenguaje coloquial para referirse a la sensación de euforia producida por dolor, peligro u otras formas de estrés que, supuestamente, son causadas por la influencia de las endorfinas. Cuando un impulso nervioso llega a la médula espinal, se liberan las endorfinas e impiden que las células nerviosas envíen más señales de dolor. Inmediatamente después de una lesión, las endorfinas hacen que los animales experimenten una sensación de poder y control sobre ellos mismos que les permite persistir en la actividad que están llevando a cabo.

Cómo liberar endorfinas

Los científicos no se ponen de acuerdo con las actividades que ayudan a liberar endorfina, en realidad. No pueden medir cuál es el nivel de incremento de estas hormonas. Sí se sabe que hay actividades como el ejercicio físico o al mantener relaciones que están íntimamente relacionadas con las endorfinas.
La universidad de Nueva Columbia publicó hace poco un estudio muy interesante en donde relacionaba la producción de endorfinas y el uso de juguetes de adultos. Sí, estudiaron a personas que utilizan frecuentemente consoladores. Los resultados fueron bastante sorprendentes ya que indican que las personas que hacen uso de vibradores y otros elementos similares presentaban la misma cantidad (incluso un poco más) de endorfinas que aquellas que no los utilizaban. Obviamente, no es algo que se pueda investigar de forma aislada ya que existen otros factores psicológicos y emocionales que influyen sobre la producción. De todas maneras resulta interesante la conclusión.

loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *