0

Diesta disociada una excelente opción

La dieta disociada es uno de los tipos de dietas más efectivas que podemos llegar a encontrar.

Se basa en el consumo de diferentes grupos de alimentos pero siempre de forma separada y siguiendo una estrategia clara. Hay algunos grupos que combinados con otros pueden ser nocivos para el cuerpo; en vez de ayudarnos a adelgazar se puede llegar a producir el efecto contrario.

Por una parte esta dieta no es tan rápida como algunas pero, en cambio, tampoco nos va a restringir demasiado los alimentos que podemos llegar a consumir… solo su orden.

Grupos de alimentos según la dieta disociada

Básicamente se distinguen cinco tipos: Por un lado tenemos las frutas y las verduras que nos ayudarán a equilibrar nuestro cuerpo, por otro lado tenemos las grasas y los carbohidratos que siempre se han de consumir con moderación y terminamos con las proteínas, estupenda fuente de energía pero nunca se debe abusar de ellas.

Reglas que tenemos que seguir

A continuación vamos a ver qué grupos de alimentos se pueden combinar entre sí y cuáles no en una dieta disociada.

Hidratos de carbono

Los hidratos de carbono (arroz, lentejas, pasta, soja, garbanzos) jamás se debe combinar con las proteínas (carne, pescado, lácteos, huevos, soja).

Si alguna vez has hecho dieta esto te sonará porque es común a muchas de ellas. Digamos que es como una primera norma que tenemos que cumplir.

Además, los hidratos de carbono tampoco se pueden combinar entre ellos.

Grasas

Las grasas (chocolate, pasas, nueces, aceite, avellanas) no se deben combinar con las proteínas.
Para evitar que el colesterol se pueda acumular en tu cuerpo sería interesante que evitarás freír los alimentos; en lugar de eso los puedes hacer a la plancha o utilizar el horno.

Frutas

Se puede pensar que las frutas se pueden consumir en cualquier momento del día… pero eso no es así en una dieta disociada. En este caso tan solo se nos permite consumir 2 piezas al día y, además, sólo podremos comer una en la merienda y otra en el almuerzo).

De esta forma se reducirá nuestra sensación de ansiedad.

Azúcar

Como en muchas otras dietas, es vital que eliminemos el azúcar de ella. En su lugar podemos utilizar Stelvia pero siempre con moderación. También se deben evitar las bebidas azucaradas sustituyéndolas por ejemplo, por té o alguna bebida isotónica.

Frutos secos

Los frutos secos son muy buenos para la salud y también tienen su papel importante en una dieta disociada. Ahora bien, es importante que no se combinen con la fruta pero siempre se ha de tomar en el mismo horario. Es decir, se deben de tomar en el desayuno y en el almuerzo siempre y cuando no se consuma fruta.

Estas son algunas de las normas básicas que tenemos que seguir para no tener problemas haciendo la dieta disociada.

loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *