0

Cinco recomendaciones para tomar el sol después una cirugía

Una de las pregunta que más hacen los pacientes después de someterse a una cirugía estética es la de “¿Doctor, puedo tomar el sol?”.
De acuerdo, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre) las intervenciones de cirugía estética de la cara o cirugía facial han aumentado un 40% en España en el último cuatrimestre del año respecto a los ocho meses precedentes, es decir, durante el invierno.
Esto se debe a que los cirujanos aconsejan esa época del año para llevar a cabo las operaciones de cirugía estética con el objetivo de evitar el sol y las cicatrices.
Sigue estas recomendaciones para tomar el sol sin riesgos
Aunque, evidentemente hay una gran cantidad de gente que decide operarse en verano porque se trata del periodo vacacional más común, lo que significa más tiempo para asistir a las consultas y a las revisiones.
Por ello, hemos querido consultar con un especialista cirujano plástico que recomendaciones dan a los pacientes que se operan durante el verano.
No ir nunca a la playa – “Si te has sometido a una cirugía estética, no puedes ir a la playa sin el permiso de tu doctor. Lo habitual es que se dejen pasar por lo menos quince días después de la intervención para poder acudir a la playa” .
No exponer al sol las cicatrices resultantes, ni los moratones. “Aunque parezca que de esta manera se ayuda a la cicatrización sólo se consigue provocar manchas en la piel” explica el cirujano. Por ello, cuando salgamos a la calle en verano, si nos hemos sometido a alguna cirugía estética debemos llevar la parte afectada adecuadamente tapada y protegida.
No emplear gafas de sol si la cirugía ha sido en el rostro. La zona es muy delicada y puede producir hematomas e incluso marcas.
Olvida el ‘peeling’. Aunque en todas las clínicas donde realizan este tipo de tratamientos lo indica, nunca está de más recordarlo. “Este procedimiento dermatológico que elimina capas externas de la piel, por lo que puede generar grandes problemas, sobre todo si se mezcla con el sol”
Nada de estética con láser ni productos fotosensibles como el ácido cítrico y el retinol que pueden acabar provocando cicatrices.

Para evitar estos inconvenientes, en el caso de que se requiera realizar una cirugía estética durante el verano, es mejor optar por lipoescultura facial como el botox, los injertos con grasa del propio paciente o el ‘lifting’ biológico con hilos de colágenos autogenerados.
Estos procedimientos son muy rápidos, no necesitan de postoperatorio y no dejan ningún tipo de cicatriz, por lo que son adecuados para el período estival.
Sin embargo, los doctores desde su experiencia como cirujanos afirman que “es preferible huir de las operaciones estéticas en el verano para evitar cualquier complicación por causas solares”.

loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *