0

3 consejos para cuidar tu cuerpo después de los 40

Estos son los consejos para personas de cuarenta años que quieren ponerse en forma.
La cuarentena está aquí y ves que tu estado físico se ha deteriorado. Has ganado peso, el cuerpo carece de tono, todavía te sientes cansado y te falta el aliento después de subir cinco escalones. Cada vez tienes más dificultades para ver tu imagen en las fotos. ¡Te sientes mal con tu cuerpo!
Con esto ya es hora de actuar y tomar el control de tu salud. Pero no sabes por dónde empezar.
¿Deberíamos empezar una dieta? Bueno, en este artículo te detallamos cuatro reglas importantes que debes cumplir.

Primera Regla: adoptar una rutina de alimantación saludable
Segunda regla: conseguir que tu cuerpo esté en movimiento
Tercera regla: mantener la motivación

Primera regla: adoptar una rutina de alimentación saludable

Beba agua: hacer un hábito de beber suficiente agua cada día, al menos 1,5 litros.
Tener una hidratación adecuada es una necesidad absoluta para estar saludable y para prepararse para una vida deportiva. Beba con regularidad entre las comidas esto produce una mayor sensación de saciedad, lo que le permite comer cantidades más pequeñas de comidas.
Hacer un balance de tus gustos, hábitos alimenticios: ¿dulce o salado?
Realizar pequeños cambios en la dieta puede traer beneficios impensados: por ejemplo, si se está acostumbrado a comer queso para el almuerzo y la cena se podría eliminar el queso a una comida. Otro ejemplo sería, si tienes el hábito de comer dulce mientras miras TV podrías disminuir gradualmente ese alimento hasta reemplazarlo por una manzana u otra fruta.
Elimina los alimentos poco saludables:hacer que la clasificación en el mismísimo refrigerador, congelador. Eliminar los alimentos y bebidas que ya no son apropiadas para tus nuevos objetivos.
Por supuesto, el objetivo de su lista es agregar más verduras y frutas (preferiblemente orgánicos). Prefiera alimentos no envasados. Evite la tentación, elimine los ingredientes “malos” (azúcar refinado, carnes, bebidas azucaradas). Si esto es difícil, se puede comenzar por la reducción de las cantidades habituales que se suelen comprar.

Segunda regla: conseguir su cuerpo en movimiento

¡Comienza poco a poco! Cuando uno toma el deporte a los 40 años, es muy recomendable prescribir un “test de estrés” con tu médico. Esta evaluación te ayudará a evaluar tu estado físico y detectar cualquier problema de salud posible o contra-indicación.
Una vez que esta prueba sea realizada, serás capaz de adaptar los entrenamientos a tu cuerpo.
Moverse más a pie, se puede comenzar a hacer un esfuerzo para moverse más cada día a pie. Caminar más rápido. Usar más las escaleras y dejar el ascensor. Aparcar el coche un poco más lejos de lo habitual para caminar.
Apuntarse a un gimnasio o realizar ejercicio en casa es importantísimo. Con 5 o 10 minutos por día es mejor que nada.
Realiza estiramientos durante los comerciales de televisión también puede tomar la oportunidad de hacer 5 minutos de estiramientos + 5 minutos de ejercicios de fitness (sentadillas, por ejemplo). Se debe comenzar lentamente hasta sentirse mejor, intenta agregar un minuto cada día al entrenamiento.
Esto permitirá que el cuerpo se adapte a esta rutina y obtendrás resultados que te motivarán para el futuro. A continuación, añadir al final de sus sesiones de fitness unos estiramientos, porque si no has utilizado los músculos durante mucho tiempo, estas sesiones permitirán a tu cuerpo “despertar” lentamente y familiarizarse con ejercicios suaves.
A través de estiramientos, mejorará la flexibilidad del cuerpo y evitará la rigidez. Lo que permite reducir el riesgo de osteoartritis a menudo presente a los cuarenta.
Preparar un espacio para las sesiones de fitness: no necesitarás mucho espacio para practicar tus ejercicios de fitness.
Planificación de un “deporte” con los amigos: invitar a los amigos practicar deportes o realizar actividades no sedentarias.

Tercera regla: mantener la motivación

Escribe por qué quieres “llevar a su cuerpo en la mano” después de 40 años. Una vez que hayas logrado deshacerte de la “basura” en tu casa, pon una lista de los objetivos en donde puedas verlo seguido.
Siéntete libre de tomar tu imagen, ten en cuenta tu peso actual, tus medidas, y guardarlos bien. Luego vuelva a medirte un mes después.
Puede crear nuevos hábitos, la alimentación y el deporte le pedirá que estar alerta con uno mismo cada día. Es por eso que es importante escribir por qué decidiste adoptar un nuevo estilo de vida.
Tú no quieres perder peso para complacer a su esposo o esposa. Tú debes adoptar tu nueva rutina vida por ti y sólo para ti. La decisión debe ser tuya porque si no estás motivado lo suficiente, es muy probable que te des por vencido y no alcances tus metas.
Únete a un grupo de Facebook por ejemplo, o reclutar compañeros de entrenamiento, socios (ya deportivos), cuya responsabilidad es ayudar a mantenerse motivado cuando tu fuerza de voluntad comience a declinar.
Planea tus entrenamientos: tú tienes que planificar tus entrenamientos en tu calendario, y crear recordatorios, unos 30 minutos antes de comenzar sus ejercicios.
¿Por qué recordatorios? Bueno, porque es posible que se te olvide. Este es un nuevo cambio en tu horario lo necesario para convertirse en un hábito y que tomará varios meses.
Reserva tu sesión de fitness en tu planificación. Haz una cita contigo mismo. Tú debes considerar esta visita como una importante reunión no se puede aplazar. ¡No encontrar excusas!
A los 40 años, muchos han establecido hábitos en su vida. Vamos a tener que quitar el mal y te pediremos que seas atento y persistente.
Es por eso que es importante tener en cuenta tus objetivos, al leer y releer todos los días.
A los cuarenta años, es muy posible cambiar tu cuerpo, bajar de peso, construir músculos y ganar una mejor salud. Con el fin de disfrutar de los próximos años, es importante que tú tomes el cuidado de tu salud, ya que es el activo más valioso.

loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *